Centroamérica en el centro

20 09 2011

En su recreada función de interventores policiales, las fuerzas armadas centroamericanas, fundamentalmente los elementos preparados para las “guerras especiales” o “sucias” se hallan subordinadas al gran coloso del norte.

Por Jorge Luis Ubertalli (Tomado de Rebelion)

“…Pero paralelamente las fuerzas armadas nos estamos preparando para estos nuevos desafíos que nos vienen con el narcotráfico, el crimen organizado y la presencia más acentuada de algunos cárteles de la droga, sobre todo en Guatemala, Honduras y El Salvador” sentenció a mediados de junio el ministro salvadoreño de Defensa, general David Murguía, cuando se iniciaba un entrenamiento de Fuerzas Especiales de América y el Caribe para “combatir a las mafias” con la coordinación del Comando Sur (SOUTHCOM) de los EE.UU. En su momento, el comandante de las Fuerzas Especiales norteamericanas participantes, contralmirante Thomas Brown, acotó que era “imprescindible unir esfuerzos en combatir las fuerzas que amenazan la seguridad y prosperidad de nuestras naciones”. En ese tren, el vagón salvadoreño, así como el hondureño, ya se habían enganchado a poco de iniciarse el nuevo siglo en llevar la guerra preventiva a Irak, a través de los batallones Cuscatlán y Xatruch, correspondientes al Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de El Salvador y los TESONES hondureños, contenidos en el Comando de Operaciones Especiales (COES) de ese país. Ahora, y luego del regreso de contingentes de fuerzas salvadoreñas destacadas en el ocupado y destruido país del medio oriente, 22 miembros de las Fuerzas Especiales de El Salvador se dirigieron hacia Afganistán para instruir a las fuerzas de élite de ese territorio semidevastado en materia de seguridad.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Sin perdón ni olvido

9 06 2011

Entre los retos de Manuel Zelaya, figura continuar la lucha por la institucionalidad política

Hastiado de cargar sobre sus hombros el estigma de república bananera, el pueblo de Francisco Morazán desafió todo pronóstico. Nadie dude, afirmó la excanciller Patricia Rodas, que el retorno al país del presidente Manuel Zelaya constituye una reafirmación de la intransigencia de quienes acudieron a recibirlo entre aplausos y vítores. Y una victoria irrefutable del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

El liberal ha vuelto convertido en el político más influyente de la nación. Relanzar una Asamblea Constituyente, que deberá caracterizarse por su dinámica participativa, supone una de sus pruebas de fuego, junto con la apremiante construcción de un instrumento político en que el FNRP se erija como protagonista.

Lee el resto de esta entrada »