Por una Patria Grande mejor

4 02 2014

 ENTREVISTA RAFAEL CORREA: un repaso a sus siete años de mandato

Entrevista al Presidente de Ecuador

Por Susadny González Rodríguez

 “El sol se fue volteando sobre las cosas y les devolvió su forma”, diría Juan Rulfo. Después de tanta oscuridad el amanecer se manifestó único, hace unos siete años, sobre ese paraje diverso cruzado por el paralelo cero; y la luz que irradia un hombre llamado Rafael Correa Delgado se hizo esperanza. Fue un Cotopaxi -uno de los volcanes más activos del mundo- frente al trazado histórico de colonización heredado. Era su destino ser presidente y fundar una Revolución Ciudadana, que cual Chimborazo descuella en todo el planeta y se sostiene con el mismo grado de persistencia que la fauna endémica de las Islas Galápagos; conserva la esencia sociocultural de modelo autóctono hecho al andar -el hombre por encima del capital-, para que, como en el espejo de agua del río Napo, las generaciones del mañana puedan mirarse agradecidas.

Tras la muerte de Hugo Chávez, aliados y adversarios estiman que emergió como el nuevo líder de la región. Aunque la oligarquía mediática lo tacha de nuevo caudillo, no persigue el liderazgo; “buscamos -me dice- ser útiles para nuestra patria y la Patria Grande, ni siquiera ser necesarios. Si eso requiere liderar algo, ahí estaremos, para denunciar un orden que considero no solo injusto, sino inmoral”.

Lee el resto de esta entrada »





La mano sucia de Chevron

26 09 2013
Correa aseguró que Chevron utilizó “técnicas anacrónicas para envenenar nuestras tierras y llenarse los bolsillos”

La petrolera utilizó “técnicas anacrónicas para envenenar nuestras tierras y llenarse los bolsillos”

Por Susadny González Rodríguez

Un auténtico Chernobyl de la Amazonía, así catalogó el presidente Rafael Correa, el calamitoso panorama de muerte y deterioro ecológico que legó la multinacional Chevron a las comunidades originarias, tras casi 30 años de usufructo.

Enfocada en enjugar su imagen, la petrolera norteamericana diseña una estrategia para “evadir responsabilidades e intentar endosar su condena al Estado ecuatoriano y a sus ciudadanos”, según denunció el canciller Ricardo Patiño en el marco de la Asamblea General de la ONU. Todo con el objetivo de “desconocer un millonario fallo judicial por contaminación ambiental”.

La transnacional fue condenada a pagar 19 mil millones de dólares como indemnización por la huella funesta que su filial Texaco estampó en la región entre 1964 y 1992. La demanda, sustentada por tres mil indígenas y colonos, sacó a la luz la desidia: “entre 18 mil millones de galones de residuos petroleros y productos químicos venenosos se vertieron en los ríos que se conectan al Amazonia”. Sin embargo, en una treta para eludir el escándalo, ahora pretende transferir la culpa a la estatal PetroEcuador, que según sostiene el mandatario nunca tocó estos pozos”.

Lee el resto de esta entrada »