En cuenta regresiva

19 08 2013
La educación, una demanda que ha puesto en jaque al oficialismo, parece el reto del venidero gobierno

La educación, una demanda que ha puesto en jaque al oficialismo, parece el reto del venidero gobierno

Por Susadny González Rodríguez

Desde el mes de julio “el paradigma de la ortodoxia mercantil” que es Chile se codea con las economías desarrolladas del planeta tras su inclusión en el exclusivo club de “países de alto ingreso”. Semejante licencia, con medalla a título del Banco Mundial, retribuye la arraigada filosofía neoliberal defendida por las elites financieras. Y a la par desnuda los efectos de un modelo de riqueza que, asentado en el libre mercado, preconiza una desigualdad directamente proporcional al crecimiento.

Lo que ayer era derecho, hoy supone un bien de consumo con afanes lucrativos para las corporaciones privadas. Mas los expoliados se resisten a esa condición de inequidad y canalizan en las calles el vergonzoso desmedro de su calidad de vida, a riesgo de la brutal represión que pretende desvigorizar con gases lacrimógenos los clamores de revolución estructural y profunda.

Lee el resto de esta entrada »





América Latina, de las fantasías del desacople a la ilusión de blindarse con la Unasur

1 09 2011

Las desiguales condiciones de cada país generan enormes vallas a cualquier respuesta coordinada de la región ante la agudización de la crisis

Por Esteban Mercatante (Tomado de La Haine)

El agravamiento de la crisis internacional está generando un cambio de ánimo en los gobiernos de la región. Hasta hace poco, la crisis era vista como un problema de los capitalismos avanzados y su “modelo neoliberal”. Se esperaba que el impacto en América Latina –sobre todo en el Cono Sur– fuera limitado.

Hoy empieza a diluirse el optimismo. En la reunión de presidentes de la UNASUR el colombiano Santos planteó el problema de qué sucedería con los dólares que tiene la región como reservas si se deprecia el dólar, a la vez que alertó contra las consecuencias que viene teniendo el masivo ingreso de capitales, y lo que podría ocurrir si el flujo se revirtiera rápidamente. Un baldazo de agua fría en una reunión donde los presidentes se esforzaban por hacer declaraciones de optimismo. En las semanas siguientes, se vio durante los peores días de desplome bursátil, una caída de los formidables precios de las materias primas. Nada parecido a un “desacople”.

Lee el resto de esta entrada »