Este país necesitaba esperanza y la empezó a retomar

27 05 2013

foto 1

Por Susadny González Rodríguez

(Especial para el 24 de mayo de 2013)

No fue por azar que el presidente Rafael Correa jurara su cargo el 24 de mayo, fecha en que el general Sucre restituyó la libertad a Quito en feroz contienda sobre las faldas del volcán Pichincha. Quizás como una suerte de elogio a la memoria el mandatario escogió celebrar también una “toma de posesión popular” en el parque del Bicentenario, escoltado por el pueblo que el pasado 17 de febrero lo ratificó -con el 57,7 por ciento de los votos- en “una victoria impresionante”, al decir del propio líder.

Respaldo que lo privilegia por encima de una veintena de jefes de Estado en la región, fruto, diría en entrevista exclusiva a BOHEMIA el asesor social y en DD.HH. Alexis Ponce, de esa comunión de “fortalezas históricas y ‘ese misterio humano’ que es el carisma, de tres hombres que lo antecedieron: Eloy Alfaro, Velasco Ibarra y Jaime Roldós”. Sí, “Correa tiene una cualidad regional inédita: ser un líder que, por su personalidad natural y su sólida formación académica, unifica como una bisagra geopolítica las identidades de las grandes regiones del continente”.

Junto con su compañero de fórmula, Jorge Glass, inicia su tercer período presidencial de la mano del movimiento político Alianza PAÍS, que disfruta ahora de un rotundo 74 por ciento de representación en la Asamblea Nacional, mayoría que compromete a ampliar las transformaciones políticas y sociales en pos de profundizar la revolución ciudadana que dirige. “Ahora está prohibido fallar”.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios