Haití: País ocupado

3 10 2011

Haití pagó a Francia, durante un siglo y medio, una indemnización gigantesca, por ser culpable de su libertad, pero ni eso alcanzó. Aquella insolencia negra sigue doliendo a los blancos amos del mundo. (Fot: Alex Castro)

Por Eduardo Galeano (Tomado de Rebelión)

Consulte usted cualquier enciclopedia. Pregunte cuál fue el primer país libre en América. Recibirá siempre la misma respuesta: Estados Unidos.

Pero Estados Unidos declaró su independencia cuando era una nación con 650 mil esclavos, que siguieron siendo esclavos durante un siglo, y en su primera Constitución estableció que un negro equivalía a las tres quintas partes de una persona.

Y si a cualquier enciclopedia pregunta usted cuál fue el primer país que abolió la esclavitud, recibirá siempre la misma respuesta: Inglaterra. Pero el primer país que abolió la esclavitud no fue Inglaterra sino Haití, que todavía sigue expiando el pecado de su dignidad.

Los negros esclavos de Haití habían derrotado al glorioso ejército de Napoleón Bonaparte, y Europa nunca perdonó esa humillación. Haití pagó a Francia, durante un siglo y medio, una indemnización gigantesca, por ser culpable de su libertad, pero ni eso alcanzó. Aquella insolencia negra sigue doliendo a los blancos amos del mundo.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Camille Chalmers: Hay que pensar en Haití

11 08 2011

Entrevista con Camille Chalmers, activista popular: El programa de reestructuración económica del FMI y Banco Mundial es un “segundo golpe de Estado”

 

Por Susadny González Rodríguez

La tierra de Touissant Loverture, destrozada por el terremoto del 12 de enero de 2010, flagelada por una mortífera epidemia de cólera y ocupada por organismos internacionales —operan en nombre de la ayuda humanitaria—, trae a la mente una palabra: ¡Socorro!, como el título de un poema de Antón Arrufat, donde el escritor alude a la aterradora soledad y se pregunta: ¿pero ya no quedan manos en el mundo?

Para suerte de esa, la nación más pobre del Hemisferio, quedan todavía muchas manos y también voces dispuestas a movilizar las energías de un continente en aras de acabar con la “cuarentena” impuesta por los imperios desde el siglo XIX, en fragrante agravio a la dignidad, la justicia, la democracia, la soberanía y la inteligencia de un pueblo capaz de conducir la primera lucha independentista del planeta contra la expansión capitalista, según suscriben en su declaración los intelectuales y artistas de la Red en Defensa de la Humanidad, que por estos días se dieron cita en La Habana.

Entre los pensadores de izquierda asistentes al Encuentro-Taller estuvo el haitiano Camille Chalmers, activista de un impresionante movimiento popular en su país, para quien estas redes suponen la posibilidad de “crear una verdadera solidaridad: fraternal, equilibrada, como la que demuestran las brigadas médicas cubanas en mi país”.

Lee el resto de esta entrada »





Una mirada a la tierra de Tousaint Louverture

8 07 2011

Fotos: Alex Castro

Fotos: Alex Castro

Fotos: Alex Castro





15 06 2011

Un joven trastornado pasea desnudo por una calle del Down Towm de Puerto Príncipe (Haití), días después del terremoto que asoló el país. La fotografía fue tomada el 4 de febrero de 2010 y le mereció a su autor, Cristobal Manuel, reportero gráfico del diario español El País, el Premio Ortega Gasset en la categoría de fotoperiodismo. Tras permanecer 21 días en Haití, Manuel se encontró con esta perturbadora imagen





¿Una vuelta de tuerca al drama?

7 06 2011

Tras la asunción del nuevo presidente, crece la expectativa y también la incertidumbre

“Sangre fresca, look fresco, y una nueva forma de pensar, el perfil para traer el cambio”. Así se autodefinió el cantante Michel Martelly, alias “Sweet Micky”, recién electo presidente de la nación más pobre de América. La música lo puso en contacto con la gente, aseguró, y al parecer los haitianos prefirieron el ritmo de su “komba”. Con fama y dinero, sin un título universitario, ni experiencia parlamentaria, varias interrogantes penden en el aire luego de su millonaria investidura (valorada en dos millones de dólares).

¿Le resultará suficiente su popularidad para emprender la reconstrucción de una nación destrozada por el terremoto del 2010, y flagelada por la epidemia del cólera? ¿Cómo resolverá los más de 10 mil millones de dólares que se requieren para ello?

Lee el resto de esta entrada »